Historia: Diario de Sueños 1

 

Esta vez tuve un sueño magnífico respecto al Señor de los Anillos, pero fue una secuencia de varios episodios distintos.

     Al principio me encontraba en la escuela, una especie de internado, y para mejor aún, un rally nocturno se llevaba acabo. Yo corría por todo el campus en busca de algunos objetos. Pasé un buen rato con ésta dinámica corriendo de un lado a otro hasta que por fin el encuentro terminó.
Esto dio paso a una comida, por lo cual me preparé con alguna botana y un refrescote en mi mochila, Pepsi, lo cual es extremadamente raro ya que yo sólo tomo Coca, en fin, la comida era en la misma escuela pero por alguna razón mis amigos y yo tomamos una combi que nos levaría al lugar. Pero al subir al transporte, éste avanzó antes de que mi abuela pudiera subirse y comenzó a acelerar en la vía rápida por lo que no pude bajarme. Pocos kilometros después la combi se atoró en el tráfico por lo que pude bajarme del transporte e intente correr a buscar a mi abuela.

Entonces, durante mi carrera, la laptop en mi mochila me envió una notificación de los avances en mi juego. Me detuve en una glorieta en medio de la autopista y saqué la computadora e inicié el juego. De pronto lo que creí que eran unos hologramas gigantes aparecieron en la ciudad.
Las tropas de Mordor estaban en mis manos, la glorieta se había convertido en una isla donde una gran batalla estaba apunto de librarse.
Poco a poco los héroes del ejercito élfico llegaban a mi frontera esperando derrotar las huestes del mal, pero tan pronto llegaban los enfrentaba con mis batallones. Al poco tiempo una voz espectral llamó mi atención, el mismo Sauron me llamaba para ayudarlo ya que seres gigantes al servicio de los elfos. De pronto entré al cuerpo del Señor Oscuro y con sus poderes invoqué todo tipo de fenómenos naturales y construcciones de defensa, primero alcé un gran oráculo, un edificio de 30 metros y de su cima una torre que llegaba al cielo se levantaba con un gran faro de luz verde. Luego invoqué un gran terremoto que estremeció toda la zona. Fue en ese momento cuando me dí cuenta de que no eran hologramas, todo estaba sucediendo en realidad. Con mi terremoto había destruido los puentes vehiculares, edificios se habían caído y mucha gente había sido lastimada. Pero nada de eso importaba ya que yo debía ganar la batalla y los gigantes ayudantes de los elfos no dejaban de invadir mi territorio. De esa forma decidí invocar una inundación. En la lengua de Mordor conjuré un hechizo y levante grandes muros de agua más grandes que cualquier construcción y con un movimiento de mis brazos, los muros comenzaron a avanzar convirtiéndose en las olas más poderosas jamás vistas, a su paso arrasaban con todo y finalmente me dieron la victoria.

Entonces recordé que tenía que llegar a la cena de la escuela y que había perdido a mi abuela. Comencé a correr lo más rápido que pude y me interné en las oscuras calles de la cuidad pero eso sólo causó que me perdiera, así que quise regresar a mi isla, escalé un edificio de algunos pisos para lograr encontrar mi oráculo e ir hacía él. Al encontrarlo desde la altura vi mi rumbo, pero cuando quise bajar a la calle me di cuenta que estaba en una instalación militar muy custodiada, no me costaría trabajo deshacerme de los guardias o simplemente evadirlos pero no era lo correcto así que intenté bajar, entregarme y explicarles lo sucedido. Luego de horas e intentos de convencerlos pude irme, fuera del edificio ya me esperaba uno de mis mejores amigos con mi mochila, me dijo que debíamos apresurarnos a la cena de la escuela, comenzamos a correr y cuando le iba a preguntar, mi amigo se me adelantó respondiendo que mi refresco estaba dentro de mi mochila.

Luego desperté!

Share Button
ElZash

ElZash

CEO de TheZash.com Comunicólogo • Publicista • Mercadólogo • Diseñador • Fotógrafo • Escritor • Cinéfilo • Deportista • Gamer • Valar • Chingón • Friki • Geek • Mamón • Sarcástico • Interactivo • Touch • Y más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *