Crítica Dragon Ball Z – La Batalla de los Dioses

Crítica Batalla de los Dioses

Muchos años tuvieron que pasar para que Akira Toriyama se animara a continuar su trabajo con su propia mano, primero con una cinta que retoma la línea temporal en donde él dejó de participar, y luego con un rumor que promete a todos los fans una nueva temporada para la serie dirigida bajo la firme supervisión de su creador mostrando una historia completamente diferente a lo que ya conocemos, y cuatro años tuvimos que esperar para ver corregido el catastrófico error que tuvo la pantalla grande con Dragon Ball: Evolución.

Aproximadamente cuatro años después de la batalla con Majin Buu La Tierra vive tiempos de paz y felicidad, los únicos que no descansan son los saiyajin más poderosos que siguen con su entrenamiento sin importar que no tengan a quién enfrentar, pero justamente en esta fecha el Dios más poderoso del universo, el Dios de la Destrucción llamado Bills, despertó de su sueño y tras escuchar el rumor de que Freezer fue destruido por un super saiyajin se pusó en marcha para encontrarlo, y es justo en el entrenamiento de Goku en el planeta de Kaio Sama en donde Goku y Bills se conocen.

Como siempre, Goku es motivado por su afán de encontrar a  un oponente poderoso para enfrentar luego de retar al Dios, Goku es derrotado con demasiada facilidad. Entonces, Bills sin estar satisfecho por la pelea con este legendario super saiyajin, se pone en marcha a La Tierra a enfrentar al resto de los saiyajins sobrevivientes, de esta forma inicia una de las peleas más difíciles para los guerreros del planeta y la búsqueda de un saiyajin aún más poderoso.

PUNTOS BUENOS: Se nota de inmediato el toque personal de Akira desde el inicio de la película, presentando personajes tradicionales o incluso la fauna representativa de los inicios de la serie. Buena calidad en los gráficos y respetaron las voces de los personajes más representativos. Además de que se recuperó ese estilo gracioso en la historia, aunque un poco exagerado o a veces simple.

PUNTOS MALOS: Al ser una historia de 85 minutos, no hay mucho tiempo para presentar una batalla muy impresionante, sin mencionar que el adversario es muy poderoso, por lo que en verdad no hay oportunidades de ver peleas muy aparatosas como las de Freezer, Cell o Majin Buu. Como siempre pasa en las películas de DB el final se resuelve de forma muy simple.

DATOS CURIOSOS: El título original en japonés es: Dragon Ball Z: Dios y Dios. Esta cinta es la película No.14 de Dragon Ball. Trunks tiene una novia mayor en esta historia.

Fecha de lanzamiento: 27 de septiembre 2013 (México), 30 de marzo 2013 (Japón)
Clasificación: A
Género: Ánime – Ficción

[fblike]

Share Button
ElZash

ElZash

CEO de TheZash.com Comunicólogo • Publicista • Mercadólogo • Diseñador • Fotógrafo • Escritor • Cinéfilo • Deportista • Gamer • Valar • Chingón • Friki • Geek • Mamón • Sarcástico • Interactivo • Touch • Y más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *